Vicepresidente participa de los Diálogos por la Defensa de Nuestra Madre Tierra

El Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca Céspedes, participó de los Diálogos por la Defensa de Nuestra Madre Tierra, “Miradas desde el ámbito internacional”, rumbo a la COP 27 por el Cambio Climático. La Vicepresidencia del Estado Plurinacional viene realizando distintos encuentros para generar una posición como país que se llevará a Egipto el mes de noviembre.

“El año 1992, los países del mundo firmaron la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se empezó a reunir todos los años desde 1995”, dijo el Vicepresidente, quien afirmó que desde aquel año es que los países empezaron a entender que la crisis climática era inminente y que tenía que trabajarse en una solución consensuada.

No obstante, explicó que, durante todos esos años, no se logró frenar de forma concreta y contundente el cambio climático que ya se ha convertido en una crisis climática con impactos catastróficos para la humanidad y la Madre Tierra.

La autoridad explicó que el modelo capitalista industrial es el principal responsable del cambio del clima, que a su vez promueve un estilo de vida depredador que genera altos niveles de emisión de gases de efecto invernadero, que además genera incremento en la temperatura que provoca desequilibrios en los ciclos naturales de la Madre Tierra.

Ante esta situación, Choquehuanca sostuvo que los países desarrollados con el apoyo de otros países en desarrollo, han impuesto soluciones capitalistas y mercantilistas para solucionar los problemas que genera el capitalismo.

“Ahora se intenta hacer creer que existe un ‘buen capitalismo’, que es el capitalismo basado en la economía verde, pero no es más que un capitalismo más sofisticado que a nombre del cuidado de la naturaleza está profundizando los mercados y la privatización de las funciones ambientales de la Madre Tierra”, advirtió la autoridad.

Así en 2005, dijo Choquehuanca, que entró en vigor el Protocolo de Kioto, en este nuevo acuerdo se identificó las metas de reducciones de emisiones que tenían que cumplir los países desarrollados para enfrentar la crisis climática como principales responsables históricos de la crisis que atravesaba el planeta.

“Sin embargo, nunca se pudo implementar a plenitud el Protocolo de Kioto, ya que este acuerdo, a la mitad del período de su aplicación, fue cuestionado e invalidado por los países desarrollados porque iba en contra de sus intereses capitalistas”, afirmó el Vicepresidente.

Ante ello, la autoridad manifestó que hemos entrado a un momento peligroso de destrucción de la humanidad y de la Madre Tierra. “Los países desarrollados no asumen su real responsabilidad para luchar contra la crisis climática y los países del mundo están entrando a un círculo del egoísmo, preocupándose solamente por sí mismos y dejando solos al resto”, sostuvo la autoridad.

De ese modo, dijo el Vicepresidente que desde Bolivia se ha empezado a trabajar principalmente en cuatro ámbitos para incidir en la solución a la crisis climática global.

Primero, “despertar la conciencia de los países desarrollados” para que tomen la iniciativa en la lucha contra la crisis climática. Al despertar su conciencia tendrían que asumir sus responsabilidades de proveer recursos financieros y tecnológicos a los países en desarrollo.

Segundo, poner a la Madre Tierra en el centro de las decisiones políticas, que nos debería permitir cambiar el comportamiento de los seres humanos que ejercen muchas formas de violencias contra la Madre Tierra.

Tercero, el plantear caminos alternativos al capitalismo y a los mercados que miran a la Madre Tierra como un objeto o como una mercancía. “Bolivia está abriendo en el ámbito internacional, con el nombre de enfoques no basados en los mercados, un camino con un enfoque anticapitalista y antimercantilista para enfrentar la crisis climática global”, manifestó Choquehuanca.

Cuarto, Bolivia ha construido una plataforma para enseñar a nivel global el Vivir Bien en armonía con la Madre Tierra como solución a la crisis climática. “Urge la necesidad de escuchar las voces de las sociedades ancestrales y milenarias, y a sus herederos los pueblos indígenas, para trabajar el Vivir Bien en armonía con la Madre Tierra como la única salida estructural a la crisis climática”, dijo la autoridad.

“Nuestros códigos de vida tienen que orientar este camino que tenemos que retomar para fortalecer el cuidado de la vida en la Madre Tierra”, manifestó el Vicepresidente al finalizar su intervención.

Para estos Diálogos se llevan a cabo cuatro mesas de trabajo: “Mirada Global de las Negociaciones y Perspectivas”, “Mitigación, Adaptación, Daños y Pérdidas”, “Mecanismos e Instrumentos para la implementación del Acuerdo de París”, y “Organizaciones Sociales, Pueblos Indígenas y Crisis Climática”.

A su vez, se contó con la participación del Viceministro de Relaciones Exteriores, Freddy Mamani; el Director de Geopolítica de la Vicepresidencia del Estado, Diego Pacheco; el Coordinador del G77+China, Embajador Munir Nabeel; la Presidencia de la COP27 de Egipto, el Embajador Wael Aboulmagd; el miembro de la Red del Tercer Mundo (TWN), entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.