Personal de la FELCV no cuenta con adecuada capacitación para atender a víctimas de violencia

Una investigación de la Defensoría del Pueblo evidenció que el personal de las unidades de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) no tiene una adecuada formación en la atención de víctimas de violencias, limitación que se suma a problemas en la infraestructura de estas reparticiones, la falta de equipamiento, el estrés y carga laboral que dificulta su trabajo.

El Defensor el Pueblo, Pedro Callisaya informó que se realizaron entrevistas a las y los funcionarios de cada una de las unidades de la FELCV a nivel nacional y se encontró que los niveles de capacitación son menores, “Llama la atención que, de 231 funcionarios, 160 no tengan ningún tipo de capacitación en derechos humanos, 57 posean formación a través de cursos o seminarios, 13 cuenten con diplomados y uno sólo tenga una maestría”, manifestó a autoridad.

La declaración surgió en la presentación del “Estado de situación integral de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia” que hoy expuso la Autoridad, ante la presencia de distintas instituciones que trabajan en la temática de la violencia de género. El informe contiene los resultados de una investigación en 117 de sus oficinas referidos a infraestructura, equipamiento, capacidades de las y los funcionarios y la salud mental de éstos, relacionada al estrés laboral.

El Defensor precisó que esta investigación fue complementada con la verificación que realizaron las 18 oficinas defensoriales, a nivel nacional, en oficinas de la FELCV el 10 de octubre, en las que se corroboró las deficiencias en equipamiento como equipos de computación e impresión en mal estado o la falta de infraestructura o ambientes que no son propios.

Otro punto que la Autoridad destacó de la investigación, fue el tema del estrés laboral. “Se ha encontrado funcionarios que tienen alto nivel de estrés en algunas oficinas; en las oficinas ubicadas en capitales existe una tendencia mayor a despersonalizar la labor del funcionario, de tal manera que la atención a las víctimas de violencia tiene alguna limitación”, dijo.

Callisaya manifestó, por otro lado, que durante la verificación realizada el 10 de octubre, se observó que en algunas unidades policiales no aplican un protocolo uniforme para la recepción de denuncias.

Anunció que los hallazgos contenidos en el estado de situación presentado este miércoles, será parte de un informe defensorial en el que se incluirán recomendaciones a las diferentes instancias estatales para que se subsanen las deficiencias y limitaciones identificadas.

En la presentación de la investigación, el Director de la FELCV de El Alto, Wálter Lenz, confirmó las deficiencias identificadas por la Defensoría del Pueblo, y dijo que su unidad al igual que en otras en el resto del país, no solo carece de equipos o los que tienen son muy antiguos, y que enfrentan mucha carga laboral.

Remarcó que es necesario que la FELCV, como señala la Ley 348, sea una oficina modelo, que sus unidades cuenten con una infraestructura integral con todos los servicios de las instituciones encargadas de trabajar en la temática de violencia de género.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.