Exministro López planificó magnicidio con mercenarios y paramilitares contra Arce

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, denunció que el año 2020, días antes de las elecciones generales, el ex ministro de Defensa del Gobierno De Facto, Fernando López Julio, planificó con mercenarios y paramilitares acabar con la vida del entonces candidato, Luis Arce Catacora, con la intención de desconocer la voluntad del pueblo en las urnas, tal como lo hicieron en 2019 con Evo Morales.

El señor López Julio, contactó a empresas terciarizadoras de sicarios o paramilitares para realizar acciones violentas en nuestro país, y tenía planeado la contratación de 300 personas, aunque no dudaban en disponer de 10.000 hombres para este fin. El ex ministro de Defensa hizo el trato con J.E.P., quien tendría el nombre falso de Susan Peterson, quien a su vez contactó a Pretel Arcangel Ortiz, Antonio Emanuel Intriago Valera, Germán Rivera García, Ronald Ramirez y Enrique Galindo, personas que llegaron a Bolivia dos días antes de las elecciones nacionales.

“Estas personas hubieran tenido un contrato anual inicial de 125 mil dólares estadounidenses o 10.416 dólares mensuales (…), existió toda una estrategia armada para evitar el ascenso del presidente Luis Arce y secuestrar nuestra democracia, se detalla los contratos, los montos, los curriculums de las personas involucradas, hasta las armas que pensaban usar para matar bolivianos y bolivianas”, explicó el ministro Del Castillo.

La autoridad de Estado señaló que esta es una muestra evidente de que el régimen de la señora Jeanine Añez, y en particular del señor Fernando López Julio, tenían por objetivo quedarse en el poder matando bolivianos y bolivianas y contratando sicarios extranjeros para tal cometido.

Este magnicidio tiene relación con la muerte del presidente de Haití, donde están involucradas 21 personas que fueron reclutadas por Arcángel Pretel Ortiz, quien es enlace de la denominada empresa de seguridad CTU (Counter Terrorist Unit Federal Academy), con sede en Miami y es dirigida por el reconocido opositor venezolano, Antonio Emanuel Intriago Valera, quienes llegaron a territorio boliviano según información migratoria.

“En Bolivia hubo un intento de magnicidio y de atentar contra la vida de nuestro presidente, no es coincidencia que quien ahora está detenido en Haití por haber participado en el asesinato de su presidente, haya estado en Bolivia días previos y posteriores a las elecciones y que el señor Fernando López, cuota de (Fernando) Camacho en el gobierno de Añez, haya tenido contactos constantes con este tipo de grupos irregulares y paramilitares mediante empresas terciarizadoras con experiencia en combate en guerras como Irak, Afganistán y otros”, manifestó.

Por último, advirtió que, conociendo el proceder de estas personas que intentan hacerse del poder por la fuerza, sin respetar la voluntad del pueblo en las urnas, el pueblo boliviano está alerta y defenderá no solo al presidente, sino a su Patria, porque Bolivia ya no quiere luto y muerte como la acaecida durante 2019 con el clan mafioso de Añez, Murillo y López, o la conspiración de 2020 contra Luis Arce.

“Sabemos lo que han hecho, y sabemos lo que están haciendo, les pedimos que dejen de hacerlo, sigan las reglas de la democracia y respeten las instituciones y la soberanía del país, no les vamos a permitir que una vez más roben la democracia al pueblo y que busquen contratar paramilitares y sicarios extranjeros para asesinar bolivianos y bolivianas”, concluyó.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *