Autoridades subnacionales de La Paz preparan informe sobre cobros irregulares en el nevado de Charquini de La Paz

Una comisión interinstitucional conformada por las alcaldías de La Paz y El Alto, además de la Gobernación departamental constató el martes cobros ilegales de algunos comunarios, falta de guía a visitantes, agencias de turismo que operan sin control y residuos sólidos botados a lo largo de los senderos y ríos que desembocan hacia el nevado Charquini, atractivo turístico ubicado en Alto Milluni del municipio de El Alto, cerca de la montaña Huayna Potosí.

“Al ingreso a Alto Milluni nos cobran; para ingresar a Charquini también nos cobran. No nos dan factura, sólo un recibo. Con el pretexto de que son dueños de estas tierras, nos cobran por persona 10 bolivianos”, explicó Erick Huanca, conductor de una camioneta 4×4 que retornaba con dos turistas de Santa Cruz.

La comisión, conformada por la secretarías municipales de Gestión Ambiental y de Gestión Integral de Riesgos, la Dirección de la Agencia Municipal de Turismo de La Paz, un representante de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz y otro de la Alcaldía de El Alto, llegó cerca del glaciar del nevado Charquini para verificar las denuncias de cobros ilegales y excesivos que aplican algunos comunarios de Alto Milluni a las operadoras de turismo.

“Desde que hemos asumido el cargo en mayo, hemos hecho una primera inspección en junio, a raíz de muchas denuncias de malos tratos, de cobros irregulares y prohibiciones de manera unilateral de algunos comunarios a las operadoras de turismo legales e ilegales de la ciudad de La Paz. También se verificó que no hay conciencia de los visitantes ni de las agencias que provocan daño ambiental al sitio turístico”, afirmó el director de la Agencia Municipal de Turismo de La Paz, Javier Vera.

En la inspección se constató que la comunidad Alto Milluni instaló un primer punto de control al ingreso del parque, en el que se cobra montos de entre 10, 20 y 30 bolivianos por vehículo, recursos que son supuestamente para el mantenimiento de la vía. Metros después, cerca al histórico cementerio de Milluni, hay un puesto policial sin servicio. Sin embargo, para desviar hacia el nevado de Charquini, hay puestos de control con cadenas y candados que prohíben el paso. Una familia, a título de ser propietaria de los terrenos del lugar restringe el acceso y hace cobros ilegales. Todo ciudadano que quiera atravesar hacia el atractivo turístico debe pagar 10 bolivianos por persona.

De acuerdo con la explicación del director de la Agencia Municipal de Turismo, la afluencia a Charquini se incrementó desde septiembre de 2020, luego que se flexibilizara la cuarentena sanitaria que se aplicó por la pandemia del coronavirus en La Paz.

Los integrantes del grupo de inspección anunciaron que elaborarán un informe, por separado y de acuerdo a su sector, la visita, los cuales serán presentados al ejecutivo municipal de La Paz, para que defina las acciones de cuidado y preservación del atractivo turístico, en coordinación con la Gobernación de La Paz y la Alcaldía de El Alto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.